De un mundo pequeño de seis grados a uno de cuatro

En el libro “rarología”, de Richard Wiseman, se expone un estudio realizado por el mismo autor que sugiere que el mundo social se está estrechando. Si bien Stanley Milgram observó que las personas estamos separadas por seis intermediarios, Weisman observó que esta separación se había reducido a cuatro.
S. Milgram (1933-1984)

Stanley Milgram desarrolló, en la década de los sesenta, un estudio empírico para analizar el fenómeno del “mundo pequeño” (“El experimento del mundo pequeño comprende varios experimentos llevados a cabo por el psicólogo social Stanley Milgram, en su investigación sobre las redes sociales en los Estados Unidos. Lo innovador de esta investigación, fue la revelación de que la sociedad humana es una red social que presenta la estructura del mundo pequeño, caracterizada por interconexiones mucho más cortas de lo esperadas. Los experimentos son frecuentemente asociados con la teoría de los seis grados de separación, a pesar de que Milgram nunca utilizó personalmente este término.” -http://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_del_Mundo_Pequeño-).
Para ello envío una carta a 198 personas de Nebraska, solicitándoles que tratasen hacerle llegar un paquete a una persona de Boston. Se les pedía que para ellos enviasen la carta a alguien conocido y solamente a una persona, y que ésta realizase el mismo proceso. Milgram descubrió que bastaba con seis personas para vincular a los participantes con la persona objetivo. Estos resultados sugieren que la sociedad está mucho más estrechamente relacionada de lo que podría suponerse, lo que ayuda a explicar la velocidad con que se transmiten los rumores, los chistes o las modas. Milgram también observó que era más probable enviar la carta a alguien del mismo sexo que del opuesto, y recurrir antes a amistades que a familiares. Weisman y Roger Highfield (editor científico del Daily Telegraph) trataron de repetir el experimento con voluntarios en Gran Bretaña en 2003. Obtuvieron que las relaciones se habían reducido a cuatro, en lugar de seis, lo que sugiere que el mundo social cada vez es más estrecho. También observaron que las personas que se sienten afortunadas tienen un mayor número de conocidos, frente a los que se consideran no afortunados, que tendían a abandonar el experimento porque “la mayoría  dijo que no pudieron pensar en nadie a quien conocieran que estuviera en condiciones de contribuir a la entrega del paquete” (p. 134 del libro Rarología en su edición de Círculo de Lectores de 2009).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Web 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s