Crece el uso y abuso de la píldora poscoital en España

En una noticia publicada en el diario La Opinión de Málaga el día 2 de febrero de 2010 (http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2010/02/10/crece-40-pildora-poscoital/320268.html) se lee que:

Crece un 40% el uso de la píldora poscoital
La venta de preservativos desciende un 20% mientras la píldora del día después se usa cada vez más

Esto merece varias consideraciones, unas éticas, otras religiosas, también económicas, sociológicas, y por supuesto políticas. Pero de entre todas ellas sólo vamos a hacer referencia a las siguientes:

– La píldora poscoital se administraba en los centros de planificación familiar y centros de salud a través de prescripción médica, y de forma gratuita. Y sobre esto hay que hacer una reflexión muy seria. Los médicos recetaban la píldora, casi siempre a adolescentes, que iban suplicándola bajo la escusa de que el preservativo se había roto durante sus relaciones sexuales. Eso no hay quien se lo crea, si fuese así, los preservativos se mostrarían como los peores sistemas de control de natalidad. Pero bueno, como resulta muy progresista creerse esas mentiras adolescentes, pues nada, los médicos no tenían más remedio que hacerse los inocentes y creerse los cuentos de turno.
– El gobierno español (del Partido Socialista Obrero Español) determinó que la pildora estaría en las farmacias. El argumento era doble, por un lado que los usuarios son autorresponsables y usarían la píldora con responsabilidad (esto demuestra dos cosas sobre el gobierno español, por un lado que está muy alejado de la realidad de la sociedad civil, y por otro que en realidad su intención era afirmar públicamente una cosa que no es verdad) y por otro que de esta forma se potenciaría la utilización de otros medios de control de natalidad (de nuevo las dos intenciones anteriores son pertinentes aquí).
– Por último, en realidad el gobierno ha puesto la píldora en las farmacias, de fomra que el usuario tiene que pagarlas, porque no tiene dinero suficiente para seguir “regalándolas”.

En resumen, suponemos que “supuestamente” la verdadera razón de las decisiones del gobierno español han sido económicas.
Las consecuencias de tanta irresponsabilidad:
– El aumento del consumo de esta píldora, que puede tener graves consecuencias físicas en la mujer.
– Fomentar las relaciones sexuales libres, sin el uso de medios realmente anticonceptivos que eviten las transmisiones de enfermedades sexuales.
– Reducir la responsabilidad de los ciudadanos con la práctica de hábitos saludables.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias comentadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s