Proceso general de investigación II: Proceso desde el enfoque empírico o tradicional

@font-face { font-family: “Courier New”; }@font-face { font-family: “Wingdings”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 3pt 0cm; text-align: justify; line-height: 150%; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }p.Graficotablafigura, li.Graficotablafigura, div.Graficotablafigura { margin: 0cm 0cm 0.0001pt; text-align: center; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; font-style: italic; }div.Section1 { page: Section1; }ol { margin-bottom: 0cm; }ul { margin-bottom: 0cm; }

El proceso se inicia con la observación de la realidad, de esa realidad que interesa a los invetigadores. Estos intereses suelen evolucionar, cambiando de forma ordenada y lenta, hasta que surgen nuevos temas. En ocasiones aparecen temas imprevistos y urgentes que demanda toda la atención de la sociedad (como ocurrió con el Sida), o bien cuando surge un descubrimiento que revoluciona el panorama de la ciencia (como ocurrió con el descubrimiento de la fusión nuclear). Al margen de estas urgencias sociales, las fuentes habituales de temas interesantes de investigación científica, suelen ser las siguientes:
       Las demandas de las empresas e instituciones públicas.
       Las líneas abiertas por investigaciones previas.
       El desarrollo de aplicaciones técnicas.
El proceso empírico, una vez determinado el tema de estudio, continua con la decisión formal de realizar la investigación. La parte esencial de este momento es el establecimiento de los objetivos que se pretenden conseguir. Cada objetivo se traslada y específica en uno o más problemas de investigación.

Gráfico 2. Proceso empírico analítico
Cuando el objetivo de la investigación es describir el fenómeno no es obligatorio exponer explícitamente el problema de investigación. Por el contrario, cuando la pretensión es analizar la eficiencia de una intervención, o de una técnica, o de un programa, etc., entonces sí es interesante detallar la cuestión como un problema de investigación (¿es eficiente el programa/técnica/intervención?). Igualmente, si lo que se pretende es explicar qué ocurre, estableciendo las relaciones causales entre distintos aspectos de lo estudiado, el problema permite explicitar las cuestiones que tratan de analizarse (por ejemplo, ¿la presencia del suceso X produce la aparición del suceso Y?).
A partir de los problemas se derivan hipótesis. Cada hipótesis es una respuesta tentativa, una posible solución al problema, que deberá comprobarse. Evidentemente las hipótesis tienen sentido si existe problema previo, y carecen del mismo si la investigación solamente tiene objetivos descriptivos.
Ejemplo:
Contexto: A un equipo de investigadores la Diputación Provincial le han solicitado que analicen qué factores están involucrados en el aumento de la violencia en las aulas en su provincia. Para ello el equipo, después de revisar todas las investigaciones previas que sobre dicho tema han podido conseguir, deciden diseñar un procedimiento empírico analítico donde poner a prueba distintos aspectos del fenómeno que pueden estar implicados.
Objetivo: Tratar de identificar los factores (variables) que están interviniendo en el aumento de violencia en las aulas de los centros de la provincia.
Problema: ¿Están interviniendo las variables A, B, C, D, E, F,…. en el aumento de la violencia en los centros escolares de la provincia?
Hipótesis: La variable A influye en el aumento de violencia en los centros escolares de la provincia. La variable B influye en el aumento de violencia en los centros escolares de la provincia. La variable C influye en el aumento de violencia en los centros escolares de la provincia. La variable D influye en el aumento de violencia en los centros escolares de la provincia. …(así como sus interacciones)
Proceso metodológico: El equipo selecciona a un grupo de alumnos/as de distintos cursos, y centros, todos ellos elegidos al azar; posteriormente les administran una batería de test y cuestionarios a partir de los cuales clasifican a los participantes en diferentes grupos según sus características y sus niveles de agresión; a continuación realizan diversas intervenciones en parte de los grupos, mientras que otros permanecen sin intervención para que sirvan de control; tras las intervenciones vuelven a administrar otra batería de test y comparan las medidas previas a la intervención con las posteriores; realizan un análisis estadístico de las mediciones, extraen las conclusiones y redactan el informe para la Diputación.
Cuadro 1. Ejemplo de procedimiento empírico-analítico
El siguiente paso es la determinación del diseño, es decir, la determinación explícita de todos los pasos específicos que van a seguirse en la investigación. Se continúa con la elección de los sujetos que formarán parte de la investigación así como la asignación a los distintos grupos que conformarán el diseño.
A continuación se procede a recoger los datos. En ciencias sociales, dentro de estas investigaciones, es frecuente la utilización de test, observación sistemática, registros fisiológicos, etc. Los datos que se recopilan por estos distintos instrumentos suelen analizarse principalmente con procedimientos estadísticos, aunque no se desdeña la utilización de procedimientos alternativos de corte más cualitativo.
La última fase es la difusión de los resultados obtenidos a través de diferentes medios, tales como revistas especializadas, congresos, o recientemente recursos como los blogs o los foros en internet.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Investigación, Paradigma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s