Horarios: menos es más

En España tenemos la incorregible costumbre de tener unos horarios de trabajo improductivos. Cualquier trabajador o estudiante tiene que estar en su puesto durante largas horas, porque se supone que durante más horas se esté, más se produce.


 

Sin embargo, todos los estudios ponen de manifiesto que en el ámbito del ejercicio profesional y de las horas de presencia en las instituciones educativas “menos es más”.

Esta frase está de moda dentro del movimiento “vivir despacio“. Sin embargo, a parte de las modas, es cierto que un exceso de horas no garantiza una mayor productividad de la persona.

Por ejemplo, en Educación los sistemas educativos como el de Finlandia o el de Corea del Sur son donde los alumnos tienen menos horas de clase al año. Sin embargo, son los sistemas educativos que mejor posicionados están en los rankings mundiales de resultados académicos. Por el contrario, España se encuentra en posiciones intermedias a nivel mundial en rankings como el de PISA (de los últimos si sólo se toma a Europa) cuando tiene una muy alta carga de horas de clase.

Por tanto, no se trata del número de horas presenciales, sino de ser más productivo en menos tiempo, en un tiempo razonable. Se trata de más calidad por unidad de tiempo. Esto implica reorganizar la escuela, instituciones y empresas para que la persona pueda rendir óptimamente durante jornadas de trabajo razonables. Pero este cambio no sólo puede proceder de los gestores sino que debe se asumido por el ciudadano de calle.

¿Qué quiere decir esto? pues cosas como:

  • Cambiar los horarios para desayunar, comer, cenar, etc.
  • Tratar de aprovechar la luz del día para realizar las actividades cotidianas.
  • Entender que durante más de una hora de trabajo continuada la persona disminuye su capacidad de producción a mínimos (a los 20 minutos podemos llegar a rendir menos del 50% que al principio).
  • Comprometerse con el trabajo o estudio cada minuto que se está en él.
  • Luchar contra la tendencia a holgazanear en el trabajo o en la escuela.
  • Etc.

En resumen, deberíamos dedicar menos horas para estudiar o trabajar a cambio de una dedicación al 110% para cada minuto de dedicación.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s